En este valle de lágrimas

Cuantos de nosotros nos hemos escuchado a amigos o familiares nuestros contándonos sus penas. Cuantos no las hemos sufrido nosotros mismos. Cuanto no hemos visto en televisión…
Hay mucho sufrimiento. Hay mucho dolor. Hay mucha tristeza y soledad.
¿Se puede ser feliz aquí?
A veces puede parecer que no, pero creo firmemente que si. Nuestra felicidad está fundamentada sobre la piedra de la esperanza, una esperanza en Cristo Resucitado. 
Decir esto es muy sencillo… y ¿vivirlo? 
Necesitamos mas “cariñoterapia”. Necesitamos mas abrazos, mas besos, mas consuelo, más misericordia. Como decía el Papa, ¡Una caricia puede curar tantas enfermedades!
Nadie dijo que fuera fácil. La vida en la tierra podría decirse que es “un valle de lágrimas” como rezamos en la salve a la Virgen. 
Si sufres, te recomiendo que acudas a la Virgen, nuestra madre que nunca te va a soltar.

Escribir comentario

Comentarios: 0

 

Los BLOGS Misioneros

Antonio Fraile

Jesús está vivo

 

ENLACES de interés