Santa Desvergüenza

 

Un alumno le dijo a su profesor de gimnasia: ¡Me da vergüenza hacer este ejercicio delante de toda la clase! Y el profesor le contestó: Ten vergüenza solo para pecar, para nada más.

 

 Los tiempos que corren en España son difíciles, y ya no digamos los de otros países. Y no digo esto para consolarnos, sería un consuelo mediocre, lo digo básicamente para plasmar la realidad tal cual es, y no “maquillar” lo inmaquillable.

 

El mundo está “paganizado”. El relativismo, el hedonismo, el materialismo y muchos más –ismos de ideologías y corrientes de pensamiento, están minando la fe de la humanidad. En un mundo donde “todo es correcto” y donde “todo vale”, es imposible que haya fe.

 

Los últimos datos de la situación de la feligresía católica española son duros de digerir. Os los adjunto para que saquéis conclusiones vosotros mismos.

 

Pregunta 26

¿Cómo se define Ud. en materia religiosa: católico/a, creyente de otra religión, no creyente o ateo/a? (porcentaje)

Católico/a      (70,1 %)

Creyente de otra religión    (2,7%)

No creyente   (16,2%)

Ateo/a            (8,8%)

N.C.     (2,2%)

(N)      (2472)

 

Pregunta 26a

¿Con qué frecuencia asiste Ud. a misa u otros oficios religiosos, sin contar las ocasiones relacionadas con ceremonias de tipo social, por ejemplo, bodas, comuniones o funerales?

Octubre 2011

 

Casi nunca     (55,5%)

Varias veces al año  (15,4%)

Alguna vez al mes     (9,7%)

Casi todos los domingos y festivos               (16,6%)

Varias veces a la semana    (2,2%)

N.C.     (0,6%)

(N)      (1800)

 

He leído en internet todo tipo de opiniones.

 

Algunas muy catastrofistas (que no comparto) y otras muy triunfalistas (que tampoco comparto). También es cierto que el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) no es la Biblia, de hecho ocurre que es utilizado por los gobiernos para sus fines políticos y por consiguiente pierde la credibilidad que debería tener.

 

Aún así, centrándonos en el caso de la Iglesia Católica, creo que no van muy mal encaminados… ¿Quién de nosotros ve las Iglesias llenas? ¿Qué edad media prepondera en las Iglesias? ¿Hay muchos jóvenes? Puede que en tu caso sí, en el mío no. Es verdad que en todas las ciudades están las típicas 2 o 3 iglesias que están repletas de jóvenes, pero esa no es la realidad de la Iglesia en España. No hace falta más que mirar a nuestro alrededor y verlo.

 

¿Qué hacer ante todo esto?    

 

¡Santa Desvergüenza!

 

"Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos” Mateo 10:33

 

Es nuestra hora. La tuya y la mía. Es momento de perder nuestras “falsas seguridades” y actuar. La situación requiere de ti y de mí. Una vez has recibido el don de la fe ya no hay marcha atrás. Lo siento amigo, ya no te queda otra…

 

Ya has conocido a Jesucristo, has conocido la Verdad.

 

Entiendo (porque a mí me pasa a veces) que te duela la Verdad, pero prefiero ésta a vivir en una mentira, por mucho que me cueste.

 

¡Salgamos a las calles! Defender a Cristo no es un acto de valentía, es un acto de justicia. No buscamos conquistar nada, porque Él con su muerte ya nos conquistó, sino que buscamos restablecer lo que es suyo.

 

Para todo esto hacen falta jóvenes con coraje y orgullo de su fe. Que sean testigos de su catolicidad. No tenemos que avergonzarnos de nada, más que de pecar y ofender a Cristo. Una vez escuché en la homilía de un sacerdote que decía:” ¿Prudencia cristiana? Eso díselo a los mártires de la Guerra Civil”.

 

Ser cristianos es lo mejor que nos ha pasado en la vida. Al conocer a Cristo tu vida cambia. Admiras más un bello paisaje. Aprecias más una sincera amistad. Sientes más por el dolor de los demás. Si te paras a pensar todo con Cristo (bien vivido) va a más. Cristo hace rodar nuestras vidas. Él es un coche que nunca tiene averías y además ¡siempre tiene gasolina en el depósito! ¿Qué más podemos pedir para subirnos a un coche?

 

Somos muy afortunados, porque conocer y seguir a Cristo es apostar por el caballo ganador, es jugar la partida de póker conociendo las cartas del rival… ¿A sí quien no iba a querer jugar?

 

Con todo esto no quiero decir que las “victorias” sean fáciles. A veces para ganar hay que sufrir, pero si sabes que al final de la carrera de la vida está tú Padre que te ama con todo su corazón esperándote con los brazos abiertos, la carrera merece la pena,

 

No te avergüences de anunciarlo. En la medida que lo anuncies con tu vida, serás más feliz.

No hace falta que cojas un megáfono y vayas gritando por la calle que lo amas, o que te metas en el metro y te pongas de rodillas en medio del vagón a rezar el rosario. Anúncialo con tu vida. “El único evangelio que algunos leerán en su vida eres Tú”

 

Busca ocasiones de hablar de Cristo a tus amigos, sin imponer nada a nadie. Dios nos hizo libres y esa libertad conlleva una confianza. No hay nadie en este mundo que confía más en el hombre que el propio Dios. Anuncia a Cristo con tú palabra y con tu vida. Ambas son necesarias. Animo.

 

“No temáis salir a las calles y a los lugares públicos como los primeros cristianos para predicar a Cristo y la Buena Nueva de la Salvación, en la plazas de las ciudades"

 

Beato Juan Pablo II, discurso en Nueva York.

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    Angie (domingo, 20 enero 2013 14:53)

    ¡Cuánta razón!
    Cada vez veo muchos menos jóvenes en las iglesias o en actos religiosos que no sean "de montar follón" (por así decirlo). Amigos que creía que eran un apoyo para mi en temas religiosos están cada día más alejados de lo que realmente importa, y poco a poco parece que va a más.
    Y sí, es dificil demostrar que merece la pena ser un buen cristiano, pero vale la pena el hacerlo. Cada vez que te das a una persona, o haces lo que está en tu mano para que se vea lo grande que es el poder formar parte de esta familia, se sale ganando. Creo que si de verdad lo queremos y no nos avergonzamos de luchar por ello podemos hacer mucho más de lo que nos podemos llegar a imaginar.
    Víctor, un señor articulo de verdad.
    ¡Muchas gracias!

  • #2

    Victor Lozano (martes, 22 enero 2013 12:50)

    Gracias Angie por tus palabras, se agradecen y mucho :) la verdad

  • #3

    Jorge (miércoles, 23 enero 2013 10:11)

    Me encanta, en este mundo de las poses y los respetos humanos efectivamente tenemos verguenza de todo, menos de pecar... muy bueno...

  • #4

    Edu (jueves, 24 enero 2013 21:12)

    Muy bueno!Mucha gente siente que le falta algo pero no sabe que..Como el hombre vive de Amor y de Fe es importante que quien ya los tiene, los comparta con los demàs.

  • #5

    Julio Lorenzo (domingo, 27 enero 2013 01:12)

    Me ha gustado, la verdad. El ejemplo de la clase de gimnasia es bueno eh? Tener vergüenza solo para pecar...eso esta bien. Gracias por compartir estas palabras.

 

Los BLOGS Misioneros

Antonio Fraile

Jesús está vivo

 

ENLACES de interés