El acompañamiento en el camino de la Fe

¿Que es acompañar?

Seguramente que haya mil definiciones para definir que es acompañar, pero para mi "acompañar" es lo siguiente.

Es caminar al lado del iniciado. Es pisar donde el pisa. Sobre barro, sobre roca, sobre arena, sobre cemento, sobre lo que sea. El acompañante no puede dejar caminar solo al iniciado porque puede perderse o darse la vuelta y no volver a querer recorrer este "camino".

El primero en tocar los corazones es Cristo, no nosotros, pero después de que Cristo toque los corazones debemos entrar nosotros para que el alma tocada siga su camino de "fe en comunidad" como nos pedía el Papa Benedicto XVI.

Utilizamos mucho el termino de acompañamiento a nivel Iglesia pero a veces ese acompañamiento no es efectivo del todo y me preguntaba ¿Por qué?

Es verdad que en un SolNight, en unas misiones o en actividadades grandes somos un "gran rebaño" y nos sentimos en familia. En cierto sentido estamos "acompañados" por el de al lado. Pero no es menos cierto que en la "masa" eres uno más y no tienes el amor y afecto que a lo mejor necesitas para ser acompañado a Jesucristo.

Tenemos por ello que diferenciar 2 tipos de acompañamientos: el comunitario y el personal.

El Comunitario es el primero que se debe dar para hacerle ver al joven que hay más almas entregadas a Cristo como él. Es parte del rebaño.

El personal es el cuerpo a cuerpo, el cara a cara del acompañante con el acompañado. Es un acompañamiento más reservado y personal. A mi modo de ver es la clave en la evangelización.

Las actividades grandes o en masa son propias del acompañamiento comunitario.
En el personal son los "caras a caras", las cañitas tu con la persona a evangelizar, el hacerte su amigo e interesarte de corazón por la otra persona, etc.

La amistad es importantísima en todo proceso evangelizador. Cristo se sirve mucho de esto. No vamos a evangelizar a alguién que no es nuestro amigo

Este acompañamiento personal supone a veces "morir a ti mismo", vencer tus miedos y temores, vencer la pereza a quedar con gente "nueva" en tu vida. Pero solo a sí les demostraremos a esos jóvenes que de verdad nos interesan y que no queremos que sean un numero en nuestras vidas.

Es un tema largo a reflexionar.

Evangelizar cuesta, pero dar a Cristo a los demás es lo mejor que podemos hacer en la vida. Darles un sentido a su vida, un alma para la eternidad. ¡Que regalo!

Debemos abrirnos más en definitiva.

Si alguien se siente solo en un grupo cristiano, es que ese grupo ha fracasado en el acompañamiento y sobretodo en el Amor.

“En esto todos reconocerán que vosotros sois mis discípulos: en el amor que se tengan los unos a los otros” (Jn 13, 35)

 

A veces nosotros acompañamos y otras veces somos acompañados
A veces nosotros acompañamos y otras veces somos acompañados

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    JORGE (sábado, 01 diciembre 2012 01:11)

    Me gusta más la palabra compadecer: Padecer con... está más vinculada a la caridad cristiana. Quizás acompañar en términos evángelicos, esté más asociado como bien dices a la evangelización, acomo evangelizaba Jesús (acompañaba a sus discípulos). Me quedo con la primera

 

Los BLOGS Misioneros

Antonio Fraile

Jesús está vivo

 

ENLACES de interés