Que es Ser Cristiano

Aconsejo a los lectores, que lean el capítulo hasta el final, no se queden con ideas prefabricadas ni impresiones erróneas. No lo manden a la basura porque no les gusta la melodía en los primeros compases. No quiero ser acusado de hereje por los creyentes, ni de ser la reencarnación de Lennon por parte de los incrédulos.

Esta es mi visión del cristianismo, de lo que Cristo es y fue, de su legado, y de lo que nos pidió a los hombres que fuéramos. O lo que todo hombre lleva dentro, en su ADN, para ser feliz y ayudar a serlo a los demás. Mero cristianismo, que diría C.S Lewis.

Ser cristiano no es ir a misa los domingos, es ayudar a quien lo necesita.
Ser cristiano no es rezar el padrenuestro, es ser coherente con lo que se piensa.
Ser cristiano no es arrodillarse en la iglesia, es perdonar a quien nos hace mal. Y al que hicimos daño... saber pedirle perdón.
Ser cristiano no es un contrato con el cielo, es amar hasta la extenuación.
Ser cristiano no es creerse mejores que los demás, es ser mejores de lo que fuimos. Esto no hay que confundirlo con la mediocridad, porque siempre eres mejor que otros y peor que muchos. ¿Quieres ser mejor que otros para demostrar tu superioridad? Mal negocio. ¿Quieres ser mejor para poder elevarlos?... Querer ser mejor no es malo. Para qué quieres ser mejor, eso es lo que importa.

Ser cristiano no es ser perfecto, es ser humildes y admitir... que no puedes serlo.

Hombres y mujeres son los que caen, cristianos los que se levantan.
Ser cristiano no es vestir elegante y aseado, es llevar dentro el Amor de Dios bordado.
Ser cristiano no es solo cumplir con el deber, el trabajo, los estudios, es hacerlo con amor y sacrificio. Es ir más allá del mero deber.
Ser cristiano no es ser de derechas ni de izquierdas, es unir a ambos en un mismo camino.
Ser cristiano no es odiar al ateo, al diferente, es dar por ellos lo que no nos sobra.
Ser cristiano no es leer a Cristo, es ser como Él.
No es conocer el bien y el mal, es aplicarlo en la realidad.
Ser cristiano no es predicar en el templo, es hacerlo con el ejemplo.

Por supuesto que un buen cristiano debe ir a Misa, rezar y cuidar los sacramentos, intentar acercarse a lo perfecto, cumplir con el deber, leer el Evangelio, predicar y dar a conocer a los demás la fe, pero esto es solo un paso más, realmente efectivo, si se ha empezado por todo lo demás, por el cristianismo sincero, por la fe sincera, por haber visto transformada en uno mismo la vida entera. Por ser un verdadero hombre, por ser honrado, sincero, entregado, compasivo, paciente, justo y leal. Todos tenemos su semilla dentro, no necesita pedirnos permiso ni hacerse notar para cambiarnos, para acercarnos a Él. No lo haremos yendo a la iglesia a visitarle, si nuestro corazón no está con El...

Es duro y a la vez esperanzador: Ni están todos los que son, ni son todos los que están.
Porque...

No es ser cristiano discriminar por raza, sexo, condición ni cartera,
No es dar la paz en Misa y luego exaltar la guerra.
No es vanagloriarse del éxito y reírse del fracasado, es reírse de uno mismo y de sus defectos. Es acompañar al que solo, en el camino se ha quedado.

Ser cristiano es amar la justicia y luchar por ella, no es criticar el materialismo con la palabra y apoyar el capitalismo en la práctica.
Ser cristiano no es defender la familia tradicional, es hacer de la tuya, una familia de verdad. El cristiano no juzga a nadie por sus actos, porque no conoce el corazón del otro.

El hombre cristiano no ve una mujer guapa, ve la belleza de su alma, y quizá en su físico reflejada. La mujer cristiana no ve en el hombre un buen partido, una especie de banco con dinero o un hombre de buena familia; como en el Medievo. La mujer da su amor a un VERDADERO caballero.

El cristiano no busca el escándalo ni la pelea, no busca la venganza ni el chismorreo ni la envidia ni el odio ni el prejuicio. El cristiano mira al corazón, todo lo demás sobra.
El amor se demuestra en las obras.

Si.

Pero no es cristiano el que solo obra bien cuando es visto, el que busca los primeros puestos, el elogio, el poder sin freno.

El cristiano lucha, sufre, aguanta... y después, si llega el éxito, a Dios odas y alabanzas. El cristiano gana en silencio, pierde con honor. No se esconde en los malos momentos, ni se exhibe cuando sopla el viento a favor. El cristiano llora. Sí, pero no tiene miedo de hacerlo.

Ríe, pues encontró un tesoro, un premio sin pedirlo ni merecerlo.
Sufre, pues para disfrutar después; todos debemos hacerlo.
Pero el cristiano tiene miedo y lo vence. Está cansado, pero sigue luchando.
Quiere amor, pero no lo pide: lo da. Vive su vida, no la desperdicia. La disfruta, pues es un regalo. Aprende a cada paso, cada día, cada experiencia, cada herida. El cristiano está entre nosotros. Puedes ser tu mismo.

Y si no lo eres aun, este tipo lo llevas dentro.

Quizás no creas de ninguna forma serlo, pues no vas a Misa, no frecuentas sacramentos, y en realidad estés más cerca que muchos de serlo.

Pues recuerda: El cristiano no firma cheques de vida eterna a cada paso por la iglesia, da limosna.

Se salva en cada momento de su vida, se salva por su corazón, por su sincero deseo del bien.

Se salva porque a Cristo verá un día, y lo reconocerá enseguida. Pues fue como Él, fue lo que un hombre debe ser. Debe porque al igual que da manzanas un manzano, el hombre lleva un ADN determinado, el ser humano. Estas llamado a SER CRISTIANO. Haz la prueba.

“Aquel que ama al Dios que no ve y no ama al prójimo que ve: ¡MIENTE!

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Victor (martes, 11 septiembre 2012 21:21)

    Este artículo está escrito por un amigo en gran parte y otra por mi, surgió como una inquietud a raíz de leernos "Mero Cristianismo" de CSLewis.

  • #2

    JORGE (martes, 11 septiembre 2012 22:22)

    Gracias Víctor, me ha encantado... ya lo dice el evangelio, muchos de los que dicen Señor, Señor, no les reconoceré. Para ser verdaderos Cristianos tenemos que amar con un corazón como el de Jesús, de carne y no de piedra. Para ello le necesitamos a Él. La otra cosa que necesitamos es ser humildes, solamente el humilde mira a Dios para pedirle ayuda. Solo el humilde sabe reconocer la Eucaristía como fuente de todas las gracias.

  • #3

    666 (viernes, 14 septiembre 2012 16:47)

    Pero Chaval... Esto es un tratado... Tío... está bastante bien, pero: -RESUME- que doctores tiene la Iglesia. Te recomiendo hacer un libro de meditaciones... que barbaridad

  • #4

    Reyes (jueves, 16 mayo 2013 02:41)

    Me gusto el escrito,felicitaciones

  • #5

    Victor (lunes, 08 julio 2013 01:29)

    Gracias Reyes

  • #6

    Selvio Guzman (jueves, 30 enero 2014 00:36)

    Me gusto mucho ver este articulo ya que miles de personas piensan que ser cristiano es algo muy distinto y la verdadera vida del cristiano se basa en la fe en Dios y amor al projimo y a su creador, Jesucristo vino para servir y no para ser servido, en mi tierra dicen que el que no vive para servir, tampoco sirve para vivir.

  • #7

    mariana (martes, 13 mayo 2014 20:16)

    hola

 

Los BLOGS Misioneros

Antonio Fraile

Jesús está vivo

 

ENLACES de interés