¿Tienes ardor?

 Ayer estaba con Jorge Zafra (Delegado de Juventud de Avila) y María Jesús de la Confer echando una manilla para el Congreso de Nueva Evangelización que se celebrará en noviembre en Valencia. El Caso es que  Jorge (Sacerdote de Avila) hizo un comentario que me hizo entender claramente todo esto de la Nueva Evangelización desde su definición: Se trata de llevar a Cristo con un nuevo ardor, nuevos métodos y nuevas expresiones” (Juan Pablo II, discurso a la 19eme  Asamblea del CELAM).

 

Claro, me dirán... ¿y dónde está la luz en esta definición que todos conocemos...?, pues bien, la luz está en poner el énfasis no tanto en los nuevos métodos, en la estética, en las nuevas expresiones, sino en el ardor... y definitivamente, esto no es tan sencillo, porque el ardor no es fruto de una metodología, no es fruto de meter más medios, ni tan siquiera de una formación maravillosa, sino que es fruto del del Espíritu Santo, que es quien llena nuestros corazones y enciende en ellos el fuego de su amor. 

 

Ahora la pregunta que yo me hago y les hago es: ¿Cómo va ese ardor en sus vidas?, ¿Les quema el fuego del amor de Dios de forma que no paran de dar testimonio como hacían los apostóles?, o simplemente han cambiado la estética y la forma... Les doy una medicina y un fermometro (el termometro de la fe): Revisen cuantas veces participan de la Eucaristía, fuente de todas las gracias, y la medicina es participen con más frecuencia en ella. La Iglesia nos lo recuerda con dos fechas muy señaladas: Corpus y Jueves Santo (¿por qué tanta insistencia?)

Acabamos con un fragmento de la secuencia del Espíritu Santo que da más pistas:

...

Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su mérito.
Salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno.

 

 

 

Comentarios: 4
  • #4

    Victor López (jueves, 14 junio 2012 01:07)

    A si es JSP, necesitamos pedir con fe y pureza de intención. Muchas veces pedimos por pedir sin confiar en Dios.

  • #3

    JSP (jueves, 14 junio 2012 01:07)

    A si es JSP, necesitamos pedir con fe y pureza de intención. Muchas veces pedimos por pedir sin confiar en Dios.

  • #2

    a JSP (sábado, 09 junio 2012 12:51)

    Reparte tus siete dones según la fe de tus siervos... Esa es la clave para el ardor, la fe, que es una gracia, pero que ganamos a través de la oración... y la oración depende en gran medida de nosotros... pedid y se os dará.

  • #1

    jsp (jueves, 07 junio 2012 14:34)

    ¿Cómo se mide y quien mide ese ardor? La experiencia de Cristo y el ser testigo de su Amor, traspasa cualquier época y cultura. Ese ardor por anunciar el Evangelio, es bueno alimentarlo, pero cierto es, que Dios regala también la gracia para ser parte de esta misión a la que nos sentimos llamados... Sería difícil medirlo, pero sabes cuando una persona, es empujado por el Espíritu Santo

 

Los BLOGS Misioneros

Antonio Fraile

Jesús está vivo

 

ENLACES de interés