Del 5-10 de diciembre - Juventud Misionera

Medjugorje nos muestra la presencia real de Cristo en la Eucaristía

 

Ha sido una experiencia inolvidable con dos grupos fantásticos de jóvenes de Madrid y Barcelona. 85 jóvenes han podido visitar y tener Misa en Padua, junto al sepulcro del gran San Antonio (El Ruiseñor), conocer Opatija y amanecer junto al Mar Adríatico, conocer Vencia y pasear por sus canales, pero sobre todo convivir como una gran familia compartiendo lo más grande que Dios nos ha dado: La fe. De Medjugorje nos llevamos las cinco piedras: Oración, Confesión, Eucaristía, Ayuno y Lectura de la Palabra de Dios.  Los jóvenes vuelven felices, tras la intensa experiencia espiritual, pero todos comentan la impresionante Hora Santa del Sábado, donde la paz, el amor de Dios llenó nuestros corazones y nos sobrecogió al ver como el demonio se hacía presente a través de una joven endemoniada.

 

En los pueblos católicos de Bosnia es costumbre hacer un pequeño sacrificio durante el Adviento de lunes a Sabado: Acudir a la Eucaristía a las 6:00 horas de la mañana. Cual sería nuestra sorpresa al comprobar que la Iglesia (400 personas) estaba llena un sábado a las seis de Croatas. Y es que en Medjugorje hay fe...

 

Gracias María por esta experiencia.

Del 5-10 de diciembre - Juventud Misionera

Medjugorje 2013: 80 jóvenes de Madrid y Barcelona

 

Peregrinamos a Medjugorje no en busca de fenomenos extraordinarios, sino para encontrarnos de la mano de María con Jesús a través de las 5 piedras que propone la Virgen: Oración, lectura del evangelio, confesión, ayuno y rezo del Santo Rosario. En la peregrinación también tendremos momentos para disfrutar de Venecia, Opatija (Costa del Adríatico), así como de poder celebrar Misa en la tumba de San Antonio de Padua. Un momento de gracia muy especial...

Del 2-8 de diciembre - Juventud Misionera

90 Jóvenes en Medjugorje

 

Entre el 2-8 de diciembre un grupo de 90 jóvenes de Madrid, Valencia y Barcelona peregrinamos a Medjugorje, haciendo parada en Padua a la ida y Venecia a la vuelta, encomendando en la Basílica de San Antonio y Santa Lucia respectivamente toda la peregrinación y sus frutos. Ya en Medjugorje no vimos nada sobrenatural, pero aprendimos el significado de sus cinco piedras y la importancia para nuestra vida espiritual: La oración, la confesión, el rezo del Rosario, el ayuno y la la lectura de la Biblia. Quizás lo que más aprendimos fue a rezar con el corazón a nuestra madre del cielo. Además, tuvimos la oportunidad de hacernos una foto con Viska (en el centro con jersey marrón), una de las supuestas videntes (dado que las apariciones están en estudio por parte de la Iglesia).

 

Los BLOGS Misioneros

Antonio Fraile

Jesús está vivo

 

ENLACES de interés