¡No puedo vivir más así!

 

 

Hace unos años, pasé un momento difícil en mi vida.

 

Momentos que posiblemente todos pasaremos en algún momento. Amargura, tristeza y mucho dolor.

 

Una tarde, sin saber que hacer, me fui a rezar a una capilla donde estaba Jesús expuesto todo el día y me puse a rezar. Después vi que vino un sacerdote y me confesé.

 

Me puse a rezar en un banco y supongo que se me vería afectado, porque vino un señor o una señora (no logré verle la cara) y me dio un papelito dónde había escrito una oración para mi en este rato que me veía rezando en la Iglesia. Al terminar de leer la oración me di la vuelta y esa persona ya se había ido.

 

Esa persona fue un ángel para mí. No lo conozco y posiblemente nunca lo conoceré, pero el Bien que me hizo no lo puedo describir con palabras.

 

 

Os reproduzco la oración que me dio y que aun sigo llevando en mi cartera.

 

 

Oración en la aflicción

 

Señor, hay momentos en la vida que parecen acabar con nuestra existencia. Son los momentos cargados de problemas inaguantables. La soledad y el ocaso de personas son demasiado oprimentes. Se llega hasta el punto de querer desaparecer de la tierra; tan grandes son los golpes que uno recibe que buscar consuelo en los demás, casi siempre resulta decepcionante.

 

Es por eso que hoy recurro a ti, que prometes a los cansados y abatidos el consuelo. Mira Señor mi aflicción y dame tu beso de paz. No me dejes solo, porque sin ti yo no puedo vivir. Tú eres mi amigo y salvador. Escucha mis gemidos de dolor y ven a socorrerme. Además de la paz y de la fuerza para revivir, te pido que me hables en lo más íntimo de mi corazón, para conocer tu voluntad y cumplirla con tu gracia.

 

Solo viviendo conforme a tu voluntad, tendré fuerza para superar los problemas, y paz para gustar la vida que Tú me diste por Amor.

 

 

Amén

 

"Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré" (Mt 11, 28) Jesús es el único que puede sanarnos el corazón herido.

Escribir comentario

Comentarios: 0

 

Los BLOGS Misioneros

Antonio Fraile

Jesús está vivo

 

ENLACES de interés